Marín pide el apoyo de la comunidad universitaria para seguir trabajando por una ULE “con más proyección, inclusiva y sostenible”

Marín pide el apoyo de la comunidad universitaria para seguir trabajando por una ULE “con más proyección, inclusiva y sostenible”

-El actual rector de la Universidad de León, y candidato a los comicios que se celebrarán el 12 de marzo, presenta un programa “para seguir con la senda de crecimiento” iniciada hace cuatro años. 

-Lo hace tras haber logrado cumplir la mayoría de las propuestas de su último programa electoral, instaurando el “gen de la Transparencia” y habiendo eliminado la deuda de casi 7M€ de la institución académica. 

El hasta ahora rector de la Universidad de León, y candidato a la reelección del cargo el próximo 12 de marzo, Juan Francisco García Marín, ha presentado hoy un programa electoral para los próximos cuatro años que “quiere continuar con la senda de crecimiento” que ha experimentado la ULE durante su último mandato. 

Acompañado de su equipo de vicerrectores, García Marín ha explicado que su nuevo proyecto pretende avanzar en un modelo educativo que aborde retos como las profesiones del futuro, la globalización, la sostenibilidad o la inclusión “plena y real” de todos los alumnos y personal de la comunidad universitaria. Para ello, seguirá impulsando la investigación y trasferencia a empresas y la sociedad, promoverá la implantación de nuevas titulaciones relacionadas con el nuevo contexto social y laboral, seguirá haciendo hincapié en la internacionalización, además de potenciar la formación on-line con medidas concretas como la construcción de un edificio común que albergue aulas de docencia on-line síncrona y de estudio y trabajos en grupo para estudiantes 

Recordando que “la universidad no puede ser ajena a lo que pasa a nuestro alrededor”, García Marín ha señalado además que durante estos años se intensificará el lado más social de la Universidad de León poniendo especial énfasis en la igualdad o la conciliación, a través de su Unidad específica, la creación de una normativa sobre discapacidad, atención a estudiantes con diversidad funcional, atención psicológica en la universidad o la inclusión de todas las personas a través de la figura de un Técnico Especialista en Asuntos Sociales.

También ha destacado la apuesta de su equipo por la sostenibilidad apuntando que, si consiguen la confianza de la comunidad universitaria en las urnas, continuarán instalando LED en todo el Campus, nuevos paneles solares, más puntos de reciclaje y recogida selectiva de basura o puntos de recarga de vehículos eléctricos, entre otras. “Con la idea clara de que, si nuestros estudiantes son el futuro, tenemos que facilitarles un planeta donde tengan más oportunidades”, ha añadido. 

Este carácter social y “de apuesta por las personas”, se verá también reflejado en el alumnado gracias al diseño y construcción de un nuevo edificio en el que se ubicarán espacios para asociaciones y para la representación estudiantil, la ampliación de la subvención del coste de la comida en la cafetería universitaria, dentro de las disponibilidades económicas; o la habilitación de una zona en la cafetería universitaria con mesas y microondas para que pueda ser utilizada por los estudiantes como comedor, sin necesidad de consumir en el bar. 

Respecto al profesorado, además de avanzar en el incremento significativo de la plantilla como hasta ahora, el equipo de García Marín propone el refuerzo transversal de su formación que pasa por los idiomas, la formación on-line, los procesos de colaboración interuniversitaria y la innovación docente. 

Antes de acabar, se ha referido al personal de administración y servicios de la Universidad explicando que, entre las medidas que pretende implantar, se encuentra la defensa de la eliminación de las restricciones impuestas por la actual tasa de reposición o el estudiar la viabilidad para implantar un sistema de teletrabajo para aquellos miembros del PAS para los que, por las características de su puesto de trabajo, sea factible en el contexto de una mejora de la conciliación con la vida familiar, además de finalizar la RPT de personal laboral, una vez realizada la del personal funcionario.

La “metamorfosis” de la Universidad de León

Durante el acto, Marín ha abordado además el “resurgir y la metamorfosis” que ha sufrido la Universidad de León durante los últimos cuatro años, en los que ha conseguido eliminar la deuda de seis millones de euros que venía arrastrando.  Con las cuentas de una Universidad de León saneada y con la posibilidad de liquidar remanentes para dedicarlos a infraestructuras o gastos de personal, entre otros capítulos, Marín pretende seguir esta estela de profunda renovación en la institución académica durante cuatro años más. 

Además de cumplir “casi en su totalidad” las promesas electorales de los últimos comicios, al completo en el caso del apartado dedicado a los estudiantes, García Marín ha destacado la instauración del “gen de la Transparencia”, que ha convertido a la Universidad de León en una de las 19 universidades españolas más claras (trasparente). 

En cuanto a la contratación de profesorado, el candidato ha destacado además que en los últimos cuatro años se han ofertado hasta 318 plazas frente a las 160 plazas de los ocho años anteriores a su llegada al Rectorado. También ha incidido en el fomento de la actividad investigadora de la ULE consiguiendo alcanzar un total de 20 becas predoctorales frente a la única existente a su llegada y las 12 nuevas que ofertarán en el próximo curso.  

En estos cuatro años, ha continuado, las prácticas de egresados han pasado de alrededor de 700 a más de 1000, los convenios y contratos de transferencia han superado al año los 10 millones de euros y han aumentado el número de cursos de verano y de extensión universitaria exponencialmente. Además, se han invertido más de 10 millones de euros en grandes y pequeñas obras y en la renovación de material docente e informático. 

Para concluir, y poniendo de manifiesto de nuevo este carácter social de ULE que contempla su candidatura, García Marín ha recordado que el Fondo de Ayuda Social ha pasado de invertir de 44.000 euros en 2015 a 170.000 en la actualidad, “lo que demuestra que queremos una Universidad de León que avanza con cada miembro de la comunidad universitaria”. 

Por ello ha querido invitar a todos los miembros a que “se contagien de optimismo con un proyecto que está al lado de todos los alumnos, profesores y personal administrativo y de servicios” y ha esperado “que todos ejerzan su derecho a voto en las próximas elecciones para ser parte activa de la transformación de su universidad”. 

No Comments

Post A Comment